Julen Lopetegui, anunciado este martes como nuevo técnico del Real Madrid tras el Mundial 2018, dirá adiós por tercera vez a la selección española, en este caso a la absoluta, después de hacerlo con la sub'21 en 2014 para dirigir al Oporto y como preparador de porteros en 2003 para entrenar al Rayo Vallecano.


El destino del entrenador será ahora el club blanco, después de dos años al frente de la selección española absoluta, en sustitución al término de la Eurocopa de Francia 2016 de Vicente del Bosque, con una trayectoria sin derrota desde entonces, ya por los 20 partidos dirigidos, con catorce victorias, seis empates, 61 goles a favor y trece en contra desde su debut con triunfo ante Bélgica por 0-2.

Lopetegui ya se marchó de la Federación Española de Fútbol en otras dos etapas, las dos también con el reto inminente de entrenar a un club, como ocurrió en 2014, cuando puso fin a cuatro años en el organismo, primero como seleccionador sub’19, después sub’20 y finalmente sub’21, a la que hizo campeona europea en 2013.

Entonces, el anuncio de su marcha de la selección fue el 30 de abril de 2014, el de su siguiente destino, el Oporto, el 6 de mayo, al que dirigió durante un año y medio, toda la campaña 2014-15 y media de 2015-16, hasta que el 8 de enero de 2016 fue despedido del club portugués a raíz de dos encuentros consecutivos sin ganar.

En 2003, la llamada del Rayo Vallecano también supuso desligarse de la selección española, a la que se había incorporado al cuadro técnico en septiembre de 2002, de la que era el preparador de porteros y de la que se desvinculó en el mes de junio de 2003 para asumir el reto de entrenar en Primera División al equipo madrileño.

EFE