Al menos dos personas murieron y tres resultaron heridas debido a los fuertes vientos y lluvias que castigan el sur de Brasil desde el pasado domingo, informó hoy la Defensa Civil del estado de Río Grande do Sul.


Además de las dos víctimas fatales, una mujer de 69 años y un hombre de 54, se registraron daños en 2.780 viviendas de 26 ciudades de ese estado después de los temporales, de acuerdo con los datos divulgados hoy.

Según la Defensa Civil, al menos 39 personas están desalojadas por causa de los daños provocados por el intenso temporal, que produjo también estragos en escuelas y otros locales, caídas de árboles y falta de energía eléctrica en varios municipios.

Según el servicio meteorológico, los fuertes ventarrones que sacudieron la región durante la madrugada de este miércoles podrían ser parte de una “familia de tornados”, ya que tres camiones fueron derrumbados en las carreteras por los vientos.

Un conductor que estaba dentro de uno de estos vehículos sufrió lesiones leves y fue dirigido a un hospital de la región, donde seguía ingresado.

Para las próximas horas, pese a que las lluvias han cesado, la Defensa Civil emitió una alerta sobre la posibilidad de escarcha, temperaturas negativas y fuertes vientos, que llegaron a los 70 kilómetros por hora en algunas ciudades durante la mañana.

Fuente: EFE