El presidente electo de Paraguay, Mario Abdo Benítez, analizó hoy con su colega ruso, Vladímir Putin, el desarrollo de las relaciones bilaterales y asistirá a la inauguración del Mundial de fútbol.


“Espero que su estancia en Rusia le traiga grandes emociones, buen humor y suponga un factor de impulso para el desarrollo de nuestras relaciones bilaterales”, dijo Putin al comenzar su reunión con Abdo Benítez.

El jefe del Kremlin felicitó al presidente electo de Paraguay, que asumirá el cargo el próximo 15 de agosto.

Por su parte, el mandatario electo destacó que se trata de la primera visita de un presidente de Paraguay a Rusia, pero recordó que él estuvo en este país como senador.

Abdo Benítez rememoró la historia común de los dos países, en concreto la contribución de la emigración a Paraguay durante los años 20 de exoficiales de la Guardia Blanca que se alistaron como voluntarios en la Guerra del Chaco contra Bolivia (1932-1935).

En este sentido, el mandatario electo paraguayo obsequió a Putin con la orden de los oficiales rusos y una estatuilla de siete kilos de peso realizada con el metal de las balas empleadas en esa contienda.

“Le agradezco que haya hecho referencia a ese hecho y por la orden de los oficiales rusos. Esto, desde luego, encontrará el lugar que se merece”, respondió Putin.

Fuente: EFE