Descargar el Audio

Victor Colmán, conscripto soldado del Regimiento 12 de la Caballería en el año 1989 comentó sobre la Ley que La Cámara de Senadores aprobó con modificaciones que establece una indemnización de los combatientes del 2 y 3 de febrero de 1989. La lista oficial de conscriptos alcanza 1582, de esos soldados, fallecieron 41 y en ese caso, los herederos cobrarían 3000 jornales (235.000.000 de guaraníes), siendo así 1541 los excombatientes que cobrarían 2000 jornales (150.000.000).


Asimismo, Colmán comentó lo que experienció esos dos días: “Fuimos utilizados como carne de cañón y depués nos matamos entre camaradas, entre paraguayos, cumplimos órdenes de nuestros superiores”

“Fue muy triste caminar hasta el escolta y ver cuerpos en las calles, teniamos los mismos uniformes, no les conocíamos a los otros pero sentíamos en carne la muerte de una persona que tenía nuestro mismo uniforme y cumplía las mismas funciones que nosotros”.