El gato Aquiles se convirtió en el adivino oficial de la Copa del Mundo 2018. Rusia se impondrá a Arabia Saudita en el partido inaugural en el estadio Luzhnikí de Moscú. Al menos así lo predijo el gato Aquiles, que dio su veredicto este miércoles en vísperas del primer partido del campeonato.


  • Aquiles es un gato sordo que antes de convertirse en ‘adivino’ oficial del Mundial servía de guardián en el Museo del Hermitage en San Petersburgo.
  • Se trata de uno de los tantos gatos que habitan el famoso museo para defenderlo de los roedores y prevenir los ratones. Los primeros felinos fueron llevados allí en 1714 desde la ciudad de Kazán, por orden de la emperatriz rusa Isabel I.

 

RT