Mohamed Salah, gran figura de Egipto, no jugará finalmente ante Uruguay y verá desde el banquillo el estreno de su selección en el Mundial de Rusia, según confirmó la federación egipcia de fútbol a través de su cuenta oficial de Twitter.


El jugador del Liverpool con problemas en su hombro derecho tras lesionarse en la final de la Liga de Campeones que disputó ante el Real Madrid, no ha podido recuperarse a tiempo para el estreno del conjunto africano.

En la víspera del choque, su entrenador, el argentino Héctor Cúper, aseguró en rueda de prensa que Salah tenía muchas posibilidades de jugar. Al final, verá el duelo contra Uruguay desde el banquillo.EFE