La Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) expresó su tristeza por la aprobación en la Cámara baja argentina del proyecto de despenalizar el aborto.


“Nuestra postura, la postura de la Iglesia siempre es a favor de la vida y en contra del aborto y por eso hemos rezado mucho por nuestra hermana nación argentina, donde, lamentablemente, hoy la Cámara de Diputados aprobó la despenalización del aborto. Eso nos entristece, nos apena profundamente como Iglesia y como sociedad”, dice el comunicado, firmado por monseñor Joaquín Robledo, secretario general de la CEP.

“Hay que salvar las dos vidas. Los médicos deben hacer siempre todo lo posible por salvar la vida de la madre y el hijo. Por otro lado, la ciencia también debe estar al servicio del ser humano y no al servicio de intereses egoístas”, prosigue el comunicado.

Los obispos paraguayos instan a seguir “rezando para que haya diálogo sereno y reflexivo tanto en la Argentina como en el Paraguay y el mundo entero que ayude a buscar soluciones nuevas y creativas para que ninguna mujer recurra al aborto como un mecanismo de solución a los problemas que lo angustia”.

La iniciativa, que estuvo impulsada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, fue aprobada, entre diferentes posturas tanto en el seno de oficialismo como de la oposición y con libertad de conciencia para todos los legisladores, con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención.

Las posturas favorables a la despenalización destacan que se trata de “una cuestión de salud pública”, por los alrededor de 500.000 abortos clandestinos que se estima se producen al año en Argentina, principal causa de muerte materna en 17 de las 24 provincias.

Ahora será el Senado argentino el encargado de tratar la iniciativa.

Fuente: EFE