El papa Francisco ha nombrado a Celestino Ocampo Gaona y a Amancio Francisco Benítez Candía nuevos obispos de las diócesis paraguayas de Carapeguá y Benjamín Aceval, respectivamente, informó hoy la Santa Sede.


Ocampo Gaona (Curuzú Cuatiá, 1961) realizó sus estudios filosóficos en el Seminario Mayor Nacional de San José de Lambare, en la capital, Asunción, y los teológicos en la Universidad Católica de esa misma ciudad.

Ordenado sacerdote en 1993, en la parroquia de San Juan Bautista de las Misiones, el nuevo obispo de Carapeguá (sur) se licenció en Teología Moral en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Entre los numerosos cargos desempeñados, ha sido párroco de la catedral de San Juan Bautista de las Misiones, vicario episcopal para los Asunots Económicos y director de la Formación Permanente de la Conferencia Episcopal de su país.

Benítez Candia (Cerroguy-Itapé, 1973) sustituirá como obispo de Benjamín Aceval (centro) a monseñor Cándido Cárdenas Villalba, después de que el pontífice aceptara la renuncia de este.

El nuevo obispo se licenció en Liturgia Sagrada en el Pontificio Ateneo de San Anselmo en Roma y, en su dilatada trayectoria, ha sido secretario de la Comisión Episcopal litúrgica de la Conferencia Episcopal de su país, Paraguay.

Fuente: EFE