Costa Rica comenzó con mal pie su andadura en el Mundial de Rusia, con una derrota ante Serbia que complica mucho sus opciones de clasificación para octavos de final.


Un gol de Aleksandar Kolarov de falta en el minuto 56 acabó con las esperanzas “ticas”, que hasta ese momento habían mantenido firmes su defensa.

El portero Keylor Navas impidió que la derrota de la cuartofinalista de la pasada edición fuera superior, mientras que al contragolpe los de Óscar Ramírez gozaron de alguna ocasión para estrenar su casillero anotador en Rusia.

Fuente: EFE