Una de las alas ardió pero la aeronave pudo aterrizar sin problemas en Rostov.


La selección de Arabia Saudí se ha llevado un susto tremendo este lunes cuando viajaba hasta Rostov para disputar el partido del miércoles contra Uruguay. El avión en el que viajaba el equipo ha tenido un problema en pleno vuelo, y es que uno de los motores se ha incendiado y ha dejado una de las alas de la aeronave en llamas.

Y pese a la espectacularidad del incidente, el avión ha podido aterrizar en Rostov sin problemas y no ha habido ningún herido, tal como ha comunicado la Federación de fútbol saudí a través de las redes sociales.

 “La Federación de Fútbol de Arabia Saudí quiere asegurar a todo el mundo que los jugadores del equipo nacional saudí están a salvo, después de un fallo técnico en uno de los motores del avión que acaba de aterrizar n el aeropuerto Rostov-on-Don, y ahora se dirigen sin complicaciones hasta su residencia”, escribieron.
Fuente: La Vanguardia