El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, recibió hoy la presidencia temporal del Mercosur con el compromiso de no firmar un acuerdo con la Unión Europea (UE) a cualquier precio ni perder el tiempo en "negociaciones eternas" en busca del esperado consenso.


Vázquez, quien recibió la presidencia semestral de su homólogo paraguayo, Horacio Cartes, durante la Cumbre de Presidentes celebrada en el Gran Asunción, dijo que el bloque no está “dispuesto a firmar un acuerdito” con la UE y recalcó que “no todo depende del Mercosur”.

“No estamos dispuestos a perder el tiempo en negociaciones eternas”, apuntó Vázquez como una de las premisas de la presidencia de Uruguay en el bloque, formado además por Brasil, Paraguay y Argentina, con Bolivia en proceso de adhesión y Venezuela suspendida.

En ese sentido, el mandatario destacó que la UE se ha mostrado más rápida en sus acuerdos con Japón, donde se vio una “voluntad política” que Vázquez echa en falta en las relaciones del bloque europeo hacia el Mercosur.

También recordó que existen otros mercados a los que el bloque debe acercarse, entre ellos China, algo que ya había sido señalado por el ministro de Exteriores uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, en la reunión de cancilleres del domingo.

“Existe la Alianza del Pacífico, existe China, Rusia, Japón, la Unión Económica Euroasiática”, añadió Vázquez, y calificó como “una torpeza” ignorar a esos países.

Las largas negociaciones entre el Mercosur y la UE también ocuparon las intervenciones del presidente brasileño, Michel Temer, y de la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, quien acudió en representación del presidente de su país, Mauricio Macri.

Michetti instó a los países integrados en ambos bloques a “redoblar el compromiso político” para no “perder esta oportunidad”.

“Tal vez no alcancemos un acuerdo perfecto pero podemos construir un acuerdo que sea capaz de evolucionar y crecer sobre la base de su éxito. En ningún otro momento estuvimos tan cerca de lograrlo, pero de nada servirá llegar hasta aquí si no somos capaces de concluirlos”, añadió.

Mientras que Temer ponderó esas negociaciones y subrayó que se trata de un tema que “no se resuelve de un día para otro”.

Finalmente, en la Cumbre se aprobó una resolución en la que se destacan los “importantes esfuerzos realizados por el Mercosur en el ámbito de las negociaciones con la Unión Europea, para la suscripción de un Acuerdo de Asociación Birregional”.

Se manifiesta además “la necesidad de contar con el compromiso político de ambas partes para alcanzar un acuerdo de mutuos beneficios para el desarrollo y la prosperidad de sus pueblos”.

La declaración también destacó los avances obtenidos en otras negociaciones durante la presidencia temporal de Paraguay, como el proceso con los países del Acuerdo de Libre Comercio de Europa (EFTA).

La cumbre estuvo precedida por la reunión de cancilleres, en la que Nin Novoa explicó que el bloque debe replantearse “una repriorización” en sus negociaciones de tratados de libre comercio, ante el retraso en las conversaciones con la UE.

La Comisión Europea (CE) dijo hoy desde Bruselas que el Mercosur aún tiene “trabajo por hacer” en varios capítulos de cara a la conclusión del tratado de libre comercio entre ambos bloques.

“Para alcanzar un acuerdo, ambas partes necesitan ceder y está claro que nuestros socios del Mercosur aún tienen trabajo por hacer en algunos capítulos claves que ya se pusieron sobre la mesa en la reunión ministerial de enero”, recordó el portavoz comunitario de Comercio, Daniel Rosario, en la rueda de prensa diaria de la Comisión.

Las negociaciones entre los dos bloques se han prolongado durante casi dos décadas aunque el progreso real se ha realizado en los últimos dos años.

Pero permanecen sin consenso capítulos como las indicaciones geográficas, el acceso a los mercados en productos como la carne de vacuno, el azúcar o los productos lácteos y a la industria automovilística

En la Cumbre de Presidentes de hoy también se aprobó una declaración instando a encontrar soluciones en Venezuela y Nicaragua, envueltas en crisis sociales y políticas.

Fuente: EFE