La selección de Rusia dio un paso de gigante a los octavos de final del Mundial 2018 al derrotar por 3-1 a Egipto, con goles de Ahmed Fathi en propia meta, Denis Cheryshev y Artem Dzyuba, mientras que la estrella egipcia Mohamed Salah hizo el tanto del honor de los 'faraones', de penal.