Con el objetivo de generar un proceso de debate y construcción de una propuesta para mejorar la educación, se realiza este miércoles una audiencia pública denominada “Hacia una Reforma Educativa”, en la sala de sesiones del Congreso Nacional.


De la audiencia participan el ministro de Educación, Raúl Aguilera, parlamentarios, estudiantes y referentes del sector educativo. Se trata de una iniciativa Comisión de Cultura, Educación, Culto y Deporte de la Cámara de Senadores, presidida por la senadora Esperanza Martínez.

En la oportunidad, Aguilera celebró que desde el sector político se lleven adelante iniciativas de este tipo, esto teniendo en cuenta que la cartera educativa viene impulsando desde hace unos 100 días una convocatoria que tiene el mismo objetivo, reformar la educación.

“El hecho de generar espacios para que la ciudadanía pueda discutir, conversar, analizar y construir el ideal de educación que quiere es fabuloso, por lo que este evento es de capital importancia”, explicó.

La audiencia es canalizar propuestas para lograr un nuevo proyecto educativo participativo, que exprese las necesidades y expectativas de la sociedad paraguaya.

Comentó que en la oportunidad expondrán un informa acerca de los avances en relación al proceso de consulta, al tiempo de expresar de manera tajante que la revisión de la reforma es “irreversible”.

Recordó que el proceso que lleva adelante el Ministerio de Educación y Ciencias se encuentra  en una segunda etapa, que consiste en la definición de una metodología para desarrollar la consulta.

En ese sentido dijo que aguardan la designación por parte del nuevo gobierno del próximo ministro o ministra para trabajar coordinadamente, de tal forma que este paso no reinicie a partir de la asunción de nuevas autoridades, por lo que espera que el nombramiento se dé lo antes posible.

El secretario de Estado reconoce que la educación paraguaya tiene problemas de calidad, si bien mencionó que cuantitativamente se dieron resultados importantes, en cuanto a tasas de retención, más alumnos dentro del sistema educativo, pero ello solo comprenden una parte de la calidad, por lo tanto “hay mucho por hacer”, subrayó.

Otro componente  señalado por Aguilera es lo hace a las políticas de inequidad, de más cobertura y atención a los sectores vulnerables, además de la necesidad de intentar seducir y captar una importante cantidad de jóvenes que no están en las escuelas y colegios.

El tercer eje es la revisión profunda de las ofertas, pues muchos jóvenes responden y docentes sostienen que los programas educativos con que cuenta el MEC no son del todo atractivos, entonces se debe de pensar en una revisión curricular profunda.