Veinticuatro horas después del sonido de alarmas en la selección brasileña por un dolor en el tobillo derecho que sacó a Neymar del entrenamiento del martes, el jugador del PSG devolvió la tranquilidad al entrenarse sin novedades antes del viaja a San Petersburgo, sede del partido con Costa Rica.


Una molestia en el tobillo de la pierna derecha obligó a Neymar a abandonar el entrenamiento cuando apenas transcurrían veinte minutos.

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) precisó entonces que no se trataba de una reincidencia de la lesión que lo hizo pasar por el quirófano en marzo pasado y explicó que había sido retirado de la sesión para preservarlo y proporcionarle un trabajo especial.

El médico de la selección Canarinha, Rodrigo Lasmar, explicó que la molestia de Neymar en el tobillo derecho derivó de los golpes que sufrió en el partido contra Suiza jugado el domino pasado en la apertura del Grupo E, que completan Serbia y Costa Rica.

La segunda jornada del Grupo E llevará a Brasil a la ciudad de San Petersburgo, donde se enfrentará con Costa Rica, que perdió en el debut por 1-0 ante Serbia.
La selección brasileña llegará esta misma noche para el partido que se jugará el viernes.