El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, confió hoy en que Estados Unidos reconsiderará su retirada del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y rechazó las acusaciones de que el máximo órgano de seguridad de las Naciones Unidas tiene una actitud hostil respecto a Israel.


Vladimir Putin, Presidente de Rusia

“Esperamos que no sea una decisión definitiva y que Estados Unidos reafirme su compromiso con la ONU, especialmente cuando se trata de un ámbito de cooperación tan importante para ellos como son los derechos humanos”, dijo Lavrov al reunirse con el secretario general de la ONU, António Guterres, en Moscú.

El diplomático ruso rechazó asimismo las acusaciones de EEUU hacia el Consejo de Seguridad de la ONU por su “interminable actitud hostil” hacia Israel, realizadas por la embajadora de Washington ante la ONU, Nikki Haley.

“El Consejo de Seguridad tiene la obligación de debatir los informes del secretario general sobre la situación en Oriente Medio, incluida la situación en torno al arreglo palestino-israelí. Estos informes se basan en las decisiones que fueron tomadas por el Consejo en el pasado”, explicó el canciller ruso y agregó que las discusiones van en consonancia con los acontecimientos en la región.

La portavoz de la cancillería rusa, María Zajárova, dijo ayer no estar sorprendida por la decisión de Estados Unidos de abandonar el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Según la portavoz, Washington no solo ha perjudicado su reputación con la salida del Consejo sino que ha mostrado su “desprecio” hacia la ONU y sus organismos.

EEUU anunció el martes su retirada del Consejo por el “prejuicio crónico” del organismo contra Israel y por las posturas de países como China, Venezuela, Cuba o la República Democrática del Congo que “no respetan” los derechos humanos.

El Consejo, con sede en Ginebra, esta formado por 47 países en aplicación de un mecanismo rotatorio y en base a una distribución geográfica equitativa representada por cinco grupos regionales.

El grupo regional al que pertenece EEUU debe ahora proponer un reemplazo, según dijeron recientemente fuentes diplomáticas.

Fuente: EFE