Un gol de Xherdan Shaqiri en el último minuto consumó la remontada ante Serbia de Suiza (1-2), que se aproximó a los octavos de final del Mundial de Rusia 2018 que aún debe ratificar en la última jornada.


La victoria, la primera que consigue el conjunto helvético en la competición después de su empate cosechado en la primera jornada ante Brasil, complica el panorama de su rival. La selección serbia, que buscaba hacer historia y lograr la primera presencia en octavos desde que se erigió en país independiente, necesita ganar a la Canarinha en su último partido para seguir en el Mundial. El equipo brasileño, por su parte, puede quedar fuera si pierde ante los balcánicos.