Sebastián Castella protagonizó un curioso episodio en la corrida de toros celebrada en la tarde del domingo en la plaza de toros de Vinaroz al negarse a matar a un toro que el público pidió clamorosamente el indulto y no ser atendida por el palco la petición. Castella ha afirmado a través de sus redes sociales que "es el mejor toro que he toreado en mi vida". Tras escuchar los tres avisos, Lujoso, herrado con el número 6, volvía a los corrales y Castella daba una clamorosa vuelta al ruedo.


Foto: Elmundo

El presidente se negó a indultar a Lujoso, de Buenavista, pedido clamorosamente por el público y el diestro francés

Fuente: https://www.aplausos.es