El 0-0 en el partido entre Dinamarca y Francia ha sido el primer empate sin goles en este Mundial de Rusia, un resultado que deja un nuevo récord para la historia de los torneos mundialistas al alcanzar los 37 partidos consecutivos con al menos un gol. Los franceses se quedan con el primer puesto y a los escandinavos el segundo.