Brasil no entiende de sorpresas y, con un gol de Paulinho y otro de Thiago Silva, derrotó a Serbia para solventar como líder del grupo E su pase a los octavos de final, donde le aguarda México, en Samara, el próximo lunes. Con esta victoria, la Verdeamarelha se hizo con el primer lugar del grupo E al acumular 7 puntos, dos más que Suiza que se enfrentará a Suecia.