La selección de Corea del Sur hizo saltar la banca en Kazán y derrotó por 2-0 a Alemania, la vigente campeona del mundo, y la eliminó de la Copa de Rusia 2018. La 'Mannschaft' se despide del Mundial en la fase de grupos por primera vez desde 1938.