Las trabajadoras domésticas esperan que la Cámara de Diputados apruebe la modificación de la Ley que regula este sector y el Poder Ejecutivo promulgue la normativa, de modo que el salario de las domésticas sea igual al mínimo legal vigente. El Senado ya dio media sanción a esta modificación.


Kelly Agüero, de la Asociación de Empleadas del Servicio Doméstico del Paraguay (Adesp), afirmó que este tema viene siendo estudiado hace tiempo, mediante reuniones entre el sector doméstico y el Gobierno. “Planteamos el pago por horas, días o semanas trabajadas en base al jornal mínimo”, explicó a Radio Nacional del Paraguay.

El proyecto de ley que modifica el artículo 10 de la ley del Trabajo Doméstico fue aprobado este martes en la Cámara de Senadores y remitido a la Cámara de Diputados para completar su aprobación legislativa. De ser sancionada por los diputados, el proyecto deberá ser estudiada por el Poder Ejecutivo para su promulgación o rechazo.

En caso de aprobarse la normativa los trabajadores domésticos se beneficiarán con el régimen de salario mínimo legal. Actualmente, la ley que regula el sector establece que el salario en el trabajo doméstico será igual al 60 por ciento del mínimo legal.

Asimismo las personas que desempeñen trabajo doméstico en turnos discontinuos o jornadas inferiores a la jornada máxima legal no podrán recibir remuneraciones que sean proporcionalmente inferiores al salario mínimo legal para esta actividad.

Agüero mencionó que el trabajo que realizan las domésticas es muy importante de la sociedad, por lo constituye un gran avance para el sector pasar a percibir el salario mínimo.

En ese sentido lamentó que “muchos de los patrones y patronas no valoren nuestro trabajo, porque por ejemplo viene un jardinero a realizarles algún trabajo y pagan el monto que él les dice”.

Expuso que en las localidades del interior la situación es preocupante, ya que las trabajadoras domésticas ni siquiera perciben el 50 por ciento del salario mínimo. Sin embargo se ven obligadas aceptar el trabajo debido a que no tienen otra alternativa.