La figura y la obra del fallecido escritor paraguayo Augusto Roa Bastos sigue vigente en el país a través de actividades que acercan su legado, como el Concurso Internacional de Guión, cuyos ganadores se conocieron en un acto celebrado en el Centro Cultural El Cabildo, en Asunción.


Los galardonados fueron Tania Cattebeke Laconich, en la categoría de cortometraje, por su obra “Veo, veo”, y Sergio Darío Barreto, con el largometraje “As de corazones”.

El jurado estuvo compuesto por el productor argentino Fernando Sokolowicz, el cineasta paraguayo Carlos Saguier y la directora de la Casa Bicentenario de las Artes Visuales, Ana Martini.

Los tres miembros se encargaron de orientar a los diez participantes seleccionados, ya que este concurso tuvo la peculiaridad de desarrollarse en etapas en las que el jurado fue haciendo recomendaciones a los guionistas para que mejoraran sus obras y, además, se les dio un incentivo de 175 dólares.

El jurado valoró la relación de los guiones con la obra de Roa Bastos y los recursos narrativos y estilísticos empleados, pero también otros aspectos como su aproximación a la realidad latinoamericana y el respeto a cualquier raza, credo u orientación sexual.

Martini destacó durante el acto que todos aprendieron de lo que “Roa Bastos ha enseñado, que es superar nuestros propios límites”.

Además recalcó que estas iniciativas sirven para demostrar que la cultura en todas sus manifestaciones “no son actos de fe, sino actos de trabajo”.

“La fe no se paga, el trabajo sí, y el trabajo intelectual es tan válido como cualquier otro”, agregó.

La entrega de los diplomas y los premios a los dos ganadores estuvo acompañada por el descubrimiento de un busto de Roa Bastos en el Centro Cultural El Cabildo, en el que participó la hija del desaparecido escritor, Mirta Roa, que describió a su padre como “una persona motivadora”.

“Él ha roto moldes, con su amor y lealtad al país ha trascendido las fronteras y es universal”, agregó.

Por su parte, la directora del Centro Cultural El Cabildo, Margarita Morselli, destacó en el acto que estas iniciativas culturales sirven para “honrar todo ese trabajo colosal que hizo don Augusto Roa Bastos”.

Augusto Roa Bastos, autor de “Yo, el Supremo”, es el máximo exponente de la literatura paraguaya y recibió el Premio Cervantes en 1989.

El pasado año, Paraguay celebró decenas de actividades culturales en el marco del Centenario del escritor.

La pasada semana, en una extensión de esos actos del Centenario, se estrenó en el Teatro Municipal de Asunción “Pancha y Elisa”, ópera basada en una obra de Augusto Roa Bastos, con la composición del reconocido director de orquesta paraguayo Diego Sánchez Haase.

La obra se centra en la relación entre la irlandesa Elisa Lynch y Francisca (Pancha) Garmendia, la primera compañera del mariscal Francisco Solano López, entonces presidente de Paraguay y muerto en uno de los últimos lances de la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870).

Fuente: EFE