La selección francesa derrotó 4-3 a Argentina en una exhibición tremenda de Kylian Mbappé, autor de dos tantos y una asistencia, y se convirtió en el primer equipo en llegar a cuartos de final del Mundial de Rusia 2018.


La escuadra de Francia apartó al plantel que dirige Jorge Sampaoli del cuadro final del Mundial de Rusia al imponerse, por 4-3, en un partido disputado este sábado en Kazán. La escuadra ‘bleu’ truncó, de este modo, la aspiración del combinado celeste y blanco de repetir en la final, como hace cuatro años en Brasil.

La selección de Argentina sufrió su segunda eliminación en los octavos de final bajo el actual formato, como en el Mundial de Estados Unidos de 1994, marcado por la suspensión por dopaje de Diego Armando Maradona.

El ’10’ de Lanús participó de las victorias ante Grecia (4-0) y Nigeria (2-1) pero el control antidopaje al que se sometió tras el encuentro ante la escuadra africana desveló el consumo de efedrina por parte de ‘El Pelusa’.

La expulsión de Diego Maradona paralizó al equipo. Superó la fase de grupos pese a su derrota ante la selección de Bulgaria (0-2), ya sin el exjugador de Sevilla, Barcelona, Nápoles o Boca Juniors, pero en los octavos de final la Albiceleste se bajó del torneo al ceder (2-3) ante el conjunto de Rumanía en el estadio Rose Bowl.

En 2018 su viaje por Rusia tuvo también cuatro escalas. Un empate ante Islandia, un tropiezo ante Croacia y una victoria ante Nigeria resumen su irregular recorrido por la fase de grupos. Ya en el cuadro de dieciséis, fue derrotada por la selección de Francia.

Contabilizando desde 1986, sin embargo, ésta no es la peor actuación de la selección argentina en un Mundial de fútbol. Con Marcelo Bielsa como dirigente y Gabriel Batistuta, Claudio López, Pablo Aimar, Diego Simeone, Ariel Ortega y Javier Zanetti entre los elegidos, el conjunto sudamericano se despidió en la fase de grupos del Mundial de Corea y Japón, disputado en el año 2002.

Su andadura comenzó con una ajustada victoria (1-0) ante el combinado de Nigeria. Pero ahí se terminó su suerte: la derrota ante Inglaterra y el empate Suecia le costaron su eliminación en la fase de grupos. Ése es uno de los cuatro grandes fracasos de la selección argentina en un Mundial de fútbol junto a los de Italia 1934, Suecia 1958 y Chile 1962, cuando cayó en la fase inicial.