La selección anfitriona firmó en el estadio capitalino de Luzhnikí una histórica clasificación a los cuartos de final tras vencer en la tanda de penales por 4-3 al campeón del mundo de 2010 y una de las candidatas al título.


La selección española cayó eliminada del Mundial de Rusia al caer ante la anfitriona Rusia en la tanda de penaltis por 3-4, tras acabar el partido y la prórroga con empate a un tanto.

Al final de los 90 minutos se llegó con el 1-1 de la primera parte tras el autogol de Sergei Ignashevich a los doce minutos y el empate de penalti de Artem Dyuba a los 42.

En la tanda de penaltis marcaron por España Andrés Iniesta, Piqué y Sergio Ramos, pero fallaron Koke Resurrección e Iago Aspas. Por Rusia marcaron todos los que tiraron, Smolov, Ignashevich, Golovin y Cherishev.

Fuente: EFE