Descargar el Audio

El demógrafo Robert Cano, habló en Ñandutí sobre la proyección ante el panorama futuro de la seguridad social del Paraguay y las grietas que sufre el bono demográfico actual en donde se desaprovecha la producción de las personas para la calidad del desarrollo social, al no contar con políticas adecuadas.


Actualmente en el Paraguay existe 6% de la población que son adultos mayores, sin embargo se habla de colapso en la seguridad social y esa cifra tiende en un futuro a duplicarse. “Como país debemos tomar recaudos, yo no veo que exista una política que mire a futuro”. De este porcentaje de personas con 65 años o más que sufre necesidades básicas diarias.

Existen recursos pero no necesariamente tener un volumen de personas en edad productiva importante y creciente, alcanza. Aquí Robert Cano explica que se debe trabajar para mejorar la calidad del grupo humano y así poder enfrentar los desafíos de la economía, educación, salud, y la infancia “la gran olvidadada de estos procesos políticos”.

Se debe formar a las personas que trabajan a diario con habilidades y capacidades acordes al siglo XXI, caso contrario difícilmente se podrá generar lo necesario para poder satisfacer las demandas que llegaran a los futuros adultos mayores que son altamente costosas en materia de salud y jubilación.

Hoy día solo el 29% de la población que trabaja día a día tiene algún tipo de ahorro como jubilación o respaldo económico, el 71% restante nada. “es preocupante, no hay políticas que busquen el bienestar a futuro” aseguró el demógrafo. Asimismo, dijo que hay que hacer ajustes en hay cajas previsionales que ya están colapsadas, como la Policía Nacional, y de los militares.

La dinámica demográfica nos permite establecer con proyección las demandas futuras. “¿Qué vamos a hace con los 600 mil niños que van a entrar en la escuela? ¿Qué hay de nuevos para ellos?”.  Resaltó que actualmente el escenario de la política debate “una lucha caprichosa de elites”, “¿Quién tiene la mente fría para pensar en los niños y los adultos mayores?”, la política actual distrae las necesidades que sufre la sociedad, puntualizó.

En lo educativo lo más importante en el proceso, pese a la importancia de la infraestructura, la tecnología, se debe poner énfasis en la calidad de la interacción del maestro con sus estudiantes. A diario  1.500.000 estudiantes interactúan con 80.000 maestros. “De la calidad depende en gran parte del resultado educativo, el factor que debemos concentrarnos es “no implica solo darle computadoras”. Marcó como necesario mejorar la practica pedagógica, y adaptar al perfil que tienen hoy para salir del marco tradicional desfasado.

Finalmente, el demógrafo Robert Cano señaló que el próximo ministro de Educación debe cumplir con las condiciones fundamentales, conocer la problemática de la educación, reconocer la necesidad de las escuelas públicas, actitud cítrica ante la mercantilización de la educación. “La educación es un gran negocio para mucha gente”.  La problemática se debe a la injerencia de la política partidaria en la educación, por lo que aconsejó buscar autonomía en los sectores políticos partidarios, organismos multilaterales y entes privados.