Las diputadas Kattya González y Norma Camacho del Partido Encuentro Nacional presentaron una nota dirigida al presidente de la Cámara de Diputados, el colorado Miguel Cuevas, para informar la decisión de renunciar al seguro médico privado que le ofrece la institución.


Además, el documento insta a la presidencia a rescindir el mencionado contrato y a establecer como política pública y principio ético y moral, que los diputados utilicen el sistema público de salud o, en su defecto, si desean acceder a un seguro médico privado, lo paguen de sus ingresos, sin comprometer fondos públicos para dicho propósito.

“Revisando las legislaciones de diferentes países de la región, advertimos que Paraguay es uno de los pocos países que otorga a sus parlamentarios un seguro médico privado. La mayoría de las leyes obligan a sus representantes, en un régimen de austeridad e igualdad, a aportar a la seguridad social y utilizar el mismo esquema que los demás trabajadores, que son obligados a aportar a una caja (salud-jubilación) o, en su caso, están cubiertos por el sistema público de salud, como cualquier otro ciudadano”, dice parte de la nota dada a conocer.

Las legisladoras autorizan, igualmente, a la presidencia de la Cámara de Diputados, a redireccionar el dinero que, eventualmente, iba a ser utilizado para el pago del seguro médico, a inversiones públicas, verdaderamente, necesarias en beneficio de los compatriotas en situación de vulnerabilidad.

Sin embargo, exigen a la presidencia conocer datos concretos del destino que se le va a dar al dinero público, producto del renunciamiento ya mencionado.