Edinson Cavani, delantero de la selección uruguaya de fútbol, fue el único jugador que no pudo entrenarse en la segunda sesión de trabajo del conjunto charrúa, que dentro de tres días se enfrentará a Francia en los cuartos de final del Mundial de Rusia.


El delantero del París Saint-Germain, con problemas en su gemelo izquierdo, pelea por llegar a la cita más importante de Uruguay en los últimos años. Pero, de momento, aunque este lunes se descartó en las pruebas médicas que sufre un desgarro muscular, su presencia en el encuentro es dudosa.

De momento, Cavani hace trabajo de recuperación al margen de sus compañeros y, con el de este martes, sólo quedarán dos entrenamientos más antes del enfrentamiento frente a los hombres de Didier Deschamps. Ambos serán clave para saber si finalmente puede participar en los cuartos de final.

El resto de la sesión, en los quince minutos que pudo presenciar la prensa, estuvo marcada por la presencia de los otros 22 jugadores de Uruguay. Todos, a las órdenes de Óscar Washington Tabárez, completaron ejercicios de calentamiento y rondos mientras los tres porteros, Fernando Muslera, Martín Silva y Martín Campana, se ejercitaron al margen.

Fuente: EFE