El nuevo Congreso que asumió el sábado deberá designar sus representantes ante el Consejo de la Magistratura (CM) y el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), este marcado por el escándalo de las escuchas telefónicas que causaron la pérdida de investidura de un senador oficialista.


La Cámara de Diputados tratará hoy, en su primera sesión ordinaria, la designación de un miembro titular y un suplente para el Consejo de la Magistratura, además de elegir a dos miembros titulares y tres suplentes para el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados.

Por su parte, la nueva Cámara de Senadores, también surgida de las pasadas elecciones de abril, hará la misma designación de representantes ante ambos organismos el jueves durante su primera sesión ordinaria.

Para esas representaciones pugnan las dos formaciones con mayor representación parlamentaria, el Partido Colorado y el Partido Liberal, el mayor de la oposición.

El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, organismo estatal que supervisa la tarea de jueces y fiscales, se vio afectado el pasado diciembre por un caso de tráfico de influencias destapado por la filtración de unos audios que divulgaron los medios locales.

Los audios incriminaban al senador Óscar González Daher, del gobernante Partido Colorado y entonces titular del JEM, quien supuestamente ejerció presiones sobre a una fiscal y representantes judiciales.

A finales de ese mes, la Cámara de Senadores destituyó de su cargo Óscar González Daher, la primera vez que se daba esa retirada de investidura en el Parlamento de Paraguay.

Sin embargo, González Daher resultó electo como senador en las elecciones del 22 de abril, también por el Partido Colorado, y juró su cargo este sábado junto a otros 44 senadores.

En el caso del Consejo de la Magistratura, el organismo que se encarga del proceso de selección de jueces y fiscales, incorporará a sus cuatro nuevos miembros del legislativo en medio de una selección para ocupar dos cargos vacantes en la Corte Suprema de Justicia, al que se han presentado unos 52 profesionales.

Una de esas vacantes es la de la magistrada Alicia Pucheta, que renunció en mayo para ser luego designada vicepresidenta del país en el Congreso, la primera mujer en ocupar ese cargo.

Además de la vacante dejada por Pucheta, está la que dejará el actual ministro de la Corte Suprema, Oscar Bajac, cuando cumpla los 75 años, edad de jubilación estipulada en la Carta Magna.

Fuente: EFE