Descargar el Audio

El sacerdote Francisco de Paula Oliva (Pa'i Oliva) habló en el evento del segundo aniversario de la carpa de la resistencia por los presos de Curuguaty donde dejó huellas de sus pies y una firma en una placa en honor a los compañeros de la causa que se encuentran presos. "Esos compañeros presos son semillas enterradas que algún día van a fructificar", expresó, además de agradeció a todas las personas que ayudaron y apoyaron a la carpa.


Foto: Buye Buongermini
Foto: Buye Buongermini