Autoridades del norte de Paraguay recordaron la incertidumbre que sufren los familiares del suboficial de Policía Edelio Morínigo al seguir sin noticias sobre su estado o paradero, cuando hoy se cumplen cuatro años desde que fuera secuestrado por la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).


El diputado Luis Urbieta, quien fue gobernador del departamento de Concepción, donde se produjo el secuestro, dijo que en todo ese tiempo solo hubo una prueba de vida, a la que siguió una notificación de su supuesta muerte, pero que hasta la fecha no hay nada concreto sobre la situación del agente.

En ese sentido, Urbieta valoró manifestaciones como la convocada para esta tarde en la localidad de Arroyito, en ese departamento, para recordar a Morínigo.

“La intención es hacerle sentir a él, desde el lugar donde esté, que sigue teniendo nuestro apoyo y recordación y, por supuesto, la de sus familiares y de las autoridades. Seguimos con la esperanza de que Edelio se reencuentre con sus familiares sano y salvo”, dijo Urbieta, en un comunicado de la Cámara de Diputados.

La última imagen de Morínigo apareció en un video difundido en octubre de 2014 por el EPP y en abril de este año la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) encontró un documento en el que se señalaba que estaba muerto, aunque no se confirmó.

En el norte del país fue también secuestrado el ganadero Félix Urbieta, de quien no se tienen noticias desde octubre de 2016, cuando fue llevado por la fuerza de su finca, supuestamente por un grupo escindido del EPP.

Este domingo, en su último informe a la nación, en el Congreso, el presidente paraguayo, Horacio Cartes, admitió que la actividad del EPP no ha podido ser erradicada en sus cinco años de gestión, que finaliza el 15 de agosto.

Al respecto, el diputado y exgobernador destacó “el esfuerzo realizado por el Presidente de la República para solucionar la inseguridad en el departamento de Concepción”, aunque subrayó que hay que redoblar los esfuerzos en esa materia.

“Creemos que reforzando y corrigiendo algunos errores, implementando, tal vez, nuevas estrategias e invirtiendo más en tecnología, capacitación o permitiendo instructores especializados de afuera, tengamos un mejor resultado”, indicó Urbieta.

Durante el Gobierno de Cartes se creó la FTC, un combinado de militares y policías destinado a la lucha contra la guerrilla, y a la que algunas fuerzas políticas achacan falta de resultados.

El Gobierno paraguayo atribuye al EPP medio centenar de asesinatos y varios secuestros desde su fundación en el 2008.

Fuente: EFE