Descargar el Audio

El comisario Alfredo Cáceres, uno de los agentes que denunció haber sido torturado por el ex Ministro del Interior Walter Bower en el año 2000 en el marco de las investigaciones por el frustrado golpe de Estado contra el gobierno de González Macchi, contó como ocurrieron los hechos y dijo que el proceso está paralizado tras la supuesta desaparición de las pruebas.


El testimonio 

“Entra un oficial donde estaba yo recluido, me ata su brazo hacia atrás y yo medio dormido, me aprieta hacia la pared, me venda los ojos, me lleva al interior del cuartel y me hace ingresar a la piscina. Otro policía que estaba en la Comisaria 11 metropolitana, quien fue el que comenzó la querella fue llevado para un careo conmigo y tal es así que le hizo a una pregunta a él, lo vi tendido en suelo luego de que yo haya sido pateado hacia atrás”.

Denuncia  

El comisario además comentó que luego de 18 años se realizó la audiencia preliminar del caso, pero que la Fiscalía señaló que en el Juzgado desaparecieron las pruebas que implican a Walter Bower, el comisario Merardo Palacios y el agente de policía Osvaldo Vera. La prueba se trata de del Libro de Novedades de la Marina, Dicho documento es considerado como una prueba fundamental dentro del proceso.

Asimismo resaltó que la defensa de Bower pretende cambiar la carátula de la carpeta judicial de tortura a lesión corporal en funciones públicas, a fin de evitar el juicio. También agregó que existen más pruebas como el audio de ciertas grabaciones que el propio Jorge López le hizo al fallecido Basilio Pavón, quien estuvo implicado también en el hecho, fotografías y la prueba médica que Cáceres presentó.

El juez de la causa contra Walter Bower, Gustavo Amarilla, tiene en sus manos resolver si admite o no una prueba fundamental que la fiscalía nunca adhirió a la carpeta. La alerta es que por una terrible omisión, el exministro del Interior, podría quedar sobreseído.