Descargar el Audio

Richard Pereira, padre del joven que fue disparado por un policía, manifestó que él y su hijo fueron a visitar al agente Benito Joel Sanabria condenado a doce años de prisión por disparar al diputado liberal Édgar Acosta durante los incidentes del 31 marzo. Lamentó la diferencia en la celeridad del proceso ya que la causa de su hijo ya tiene tres años sin conclusión. 


“Fuimos a visitar al policía que disparó al diputado, para solidarizarnos y para que se sepa la injusticia, a nosotros nos extienden a 3 años el juicio de mi hijo porque no tienen tiempo pero el caso este se resolvió en 1 año, de nosotros se burla la justicia, por estar un diputado involucrado hicieron todo en 1 año”, expresó.

Cabe resaltar que el caso gatillo fácil ocurrió el 13 de agosto del 2016, en las calles 24ª Proyectada y Pa’i Pérez del barrio Roberto L. Petit de Asunción. Según la defensa, el procedimiento donde detuvieron a Richard Pereira, hijo y disparado por el el suboficial Jhonie Osvaldo Orihuela, fue irregular. A raíz de esto la víctima quedó parapléjica.