Descargar el Audio

El exministro del Interior aseveró desconocer el extravío de evidencias referentes al caso de la tortura a los oficiales de la Policía que habrían encabezado un intento de golpe de Estado en el año 2000. "Esto es una manipulación y una actitud negligente, perversa e irresponsable del fiscal que no presentó nunca las evidencias, porque recurrimos a los archivos de todos los juzgados y se verificó que no se presentaron", informó. 


Asimismo, enfatizó que las personas que hicieron daño al país y a su carrera, eventualmente “van a pagar” (y no en un sentido de venganza reitera Bower) pero “Dios tiene su tiempo”, finalmente señaló.