Campesinos de diversos departamentos del país marcharon por Asunción para denunciar que no recibieron los recursos prometidos para la agricultura familiar, en el marco de la celebración de una plenaria en la que también plantearán una "gran movilización nacional".


Los dirigentes y labriegos analizaron en esa reunión “la coyuntura del país desde la mirada campesina” y volverán a debatir sobre la necesidad del acceso a la tierra, el subsidio a los pequeños productores y la reactivación productiva, entre otros temas, según explicó el dirigente de la Coordinadora Nacional Intersectorial, Jorge Galeano.

Los campesinos reunidos en Asunción empezaron su protesta en la Plaza Uruguaya para luego ubicarse frente al Ministerio de Agricultura y Ganadería, donde lanzaron tomates al suelo, con gritos de “corruptos” y “contrabandistas” dirigidos a las autoridades ministeriales.

Después siguieron hasta la sede del Partido Revolucionario Febrerista para comenzar su plenaria “a los efectos de aprobar, debatir y discutir un análisis de coyuntura del país desde la mirada campesina”, dijo Galeano.

“Vamos a definir un mes o una fecha próxima para iniciar una gran movilización nacional en Asunción proveniente de toda la República del Paraguay, donde reivindicamos la necesidad del acceso a la tierra”, señaló.

También insistió en la necesidad de una “rehabilitación financiera” a través de un subsidio a los pequeños productores y ayudas a la reactivación productiva.

Los campesinos ya pidieron en febrero de este año la implementación de la Ley de Emergencia de la Agricultura Familiar, que según ellos, no se ejecutó ni a través del Crédito Agrícola de Habilitación (CAH), ni de la ayuda alimentaria.

Entonces, también denunciaron que apenas habían recibido un 7 % de la reactivación productiva, lo que se traducía en la entrega de 15 tractores y 8 rastras, mientras que el acuerdo fue de 105 distribuidos en 13 regiones.

En esta ocasión, Galeano volvió a acusar al MAG de “robarse los recursos destinados a la agricultura familiar”.

“Los sucesivos cambios de ministro eran para saquear y robar al país. Hemos presentado documentos en los que demostramos que se ha sobre facturado la compra de maquinaria, involucrado en el contrabando de la carne, en el contrabando de hortalizas, y en la sobrefacturación y licitaciones amañadas”, denunció el dirigente.

Miles de labriegos acamparon durante 37 días de julio y agosto del pasado año en el centro de Asunción en demanda de la Ley de Emergencia, así como de la condonación de sus deudas con entidades privadas y públicas.

La condonación fue aprobada por el Congreso, pero días después fue vetada por el presidente del país, Horacio Cartes.

Fuente: EFE