Infringir las normas de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación) costó 857.000 euros (un poco más de 1.000.000 de dólares) a las selecciones nacionales participantes en el Mundial de Rusia 2018, según expuso el comunicado de prensa difundido por el ente ayer domingo.


En el mismo, se precisa que la multa más alta —equivalente a 89.800 euros— fue impuesta al combinado argentino por la conducta inapropiada de su afición, en particular por lanzar objetos al campo y gritar cánticos homófobos.

Siendo la segunda sanción más elevada, de 60.00 euros, impuesta a varias selecciones por el uso de medias no permitidas, es decir, de cualquier otra marca que no fuera Nike, el patrocinador oficial del torneo.

Mientras que la selección ‘líder’, en cuanto al monto acumulado a pagar, es la selección de Croacia —que este domingo disputa la final de Rusia 2018 ante Francia—, y está sancionada a abonar 126.600 euros por violar varias normas de la institución.

Entre ellas, la conducta antideportiva del asistente de Zlatko Dalic, Ognjen Vukojevic, que grabó un vídeo que generó mucho debate —junto al defensa croata Domagoj Vida— declarando “Gloria Ucrania”, tras la victoria de Croacia frente a Rusia, le costó una multa de 12.800 euros.

En varias ocasiones, las selecciones nacionales también fueron amonestadas por sus declaraciones políticas, como, por ejemplo, lo que le pasó a dos jugadores suizos de origen albanés Xherdan Shaqiri y Granit Xhaka.

Los dos fueron multados por hacer con sus manos el gesto del águila bicéfala albanesa mientras celebraban sus goles en el partido contra el equipo serbio.

Tal y como mostró esta cita mundialista, expresar una visión de manera grosera acerca del trabajo de los colegiados también tiene sus consecuencias poco agradables.

El presidente de la Federación Serbia de Fútbol, Slavisa Kokeza, así como el entrenador de este combinado balcánico, Mladen Krstajic, fueron amonestados por los comentarios hechos sobre el alemán Felix Brych, que arbitró el choque entre Serbia y Suiza en octavos de final de esta cita mundialista.

“Enviaría a Felix Brych a que le juzguen en La Haya”, lamentó Mladen Krstajic que, según su opinión, fue una falta de justicia durante el encuentro y ahora se ve obligado a pagar una multa de 4.300 euros.

El Mundial de Rusia 2018, que ha terminado el 15 de junio, se ha disputado desde el pasado 14 de junio en 12 estadios de 11 ciudades: Moscú, San Petersburgo, Samara, Saransk, Rostov del Don, Sochi, Kazán, Kaliningrado, Volgogrado, Nizhni Nóvgorod y Ekaterimburgo.

Fuente: Agencia IP