La desmovilizada guerrilla de las FARC deberá responder ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) por el reclutamiento forzado de más de 5.200 menores de edad, según un informe que la Fiscalía colombiana entregó a ese alto tribunal.


Así lo aseguró el ente investigador en un comunicado, donde señala que “la Fiscalía General de la Nación (FGN) cuenta con 4.219 investigaciones atribuibles a las FARC-EP en todo el país, por delitos relacionados con la ‘vinculación y utilización’ de 5.252 niñas, niños y adolescentes (NNA), por los cuales hay 5.043 procesados”.

La JEP es un mecanismo transitorio que ha sido creado exclusivamente para conocer las graves violaciones a los derechos humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario cometidas durante el conflicto.

La información entregada por la Fiscalía a la JEP añade que las FARC “usaron la violencia física y las amenazas hacia los menores y sus familiares” y que en otros casos se aprovecharon de la inmadurez de los menores y de las difíciles condiciones de pobreza y familiares que atravesaban “haciendo uso de estrategias persuasivas y de engaños para lograr su incorporación”.

Según el informe de la Fiscalía, la vinculación de menores fue “un hecho violento que siempre tuvo latente la amenaza de fusilamiento a aquellos que consideraran desertar”.

El ente acusador señala que la edad más recurrente de reclutamiento forzado de menores de edad por las FARC fue a los 14 años, aunque se encontraron 910 víctimas entre 10 y 14 años.

Detalló que los diez departamentos que concentran el 77 % de las investigaciones son: Meta (23 %), Antioquia (11 %), Guaviare (11 %), Putumayo (9 %), Caquetá (7 %), Tolima (3 %), Cauca (3 %), Cundinamarca (3 %), Chocó (3 %) y Nariño (3 %).

Un informe del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) publicado en febrero de este año aseguró que 16.879 menores de 18 años fueron víctimas de reclutamiento entre 1960 y 2016 por parte de todos los actores que intervinieron en el conflicto armado colombiano, según el informe “La guerra sin edad” del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH).

El estudio constata que todas las guerrillas, los grupos paramilitares, las bandas criminales surgidas tras su desmovilización en 2006 integraron en sus filas a menores de edad.

Sin embargo, especifica que el grupo que más reclutamiento infantil perpetró fue las FARC, que acumulan un 54 % de los casos, seguidos de los paramilitares, quienes cometieron un 27 % de los casos, y el ELN, a quien se le atribuyen el 10 %.

La semana pasada, el líder máximo de las FARC, Rodrigo Londoño, conocido en su época de guerrillero como “Timochenko”, pidió perdón a las víctimas de secuestros cometidos entre 1993 y 2002 y sus familias al comparecer por primera vez ante la JEP.

Esa audiencia fue la apertura formal del proceso contra los exguerrilleros, que firmaron un acuerdo de paz con el Gobierno en noviembre de 2016, y la primera de esta justicia transicional contra los principales mandos de la organización, ahora convertida en partido político.

Fuente: EFE