Descargar el Audio

El presidente de la Cámara Baja, Miguel Cuevas, negó haber contratado a las doscientas personas oriundas de Paraguarí que según versiones ingresaron en este nuevo periodo con él a la cabeza. Según dijo, las personas contratadas "son pocas" y en su mayoría son comisionadas, además de asegurar que no existe una intención de sus correligionarios de "sacarlo" de la presidencia de Diputados.


Cuevas sostuvo que trajo a siete funcionarios, de los cuales tres ya cuentan con sus rubros. “Somos 51 diputados nuevos y cada uno viene con su gente.  Doscientos funcionarios mas o menos son los que entran, son comisionados, pocos son nuevos”, refirió.

Negó además que haya hablado con el presidente electo, Mario Abdo Benítez, de un supuesto complot para retirarlo de la presidencia de la Cámara Baja. “No se habla de sacarme, quieren instalar ¿Cual sería el motivo? que cumplí con el pedido de colegas al traer a 2 o 3 funcionarios, no hay nada”, subrayó.

“Estamos para transparentar y dar a conocer los datos a la gente. Las veces que he hablado con ellos me dicen que tengo su apoyo, entre compañeros nadie me habla de cambiarme sino de apoyo y nada más”, aseveró.