El Boca Juniors argentino derrotó por 2-0 al Gumarelo en el partido de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores. Todo queda definido para el partido de vuelta, en el que Libertad buscará remontar.


Con goles de sus delanteros Ramón ‘Wanchope’ Ábila y Mauro Zárate, el conjunto ‘xenieze’ logró una ventaja importante de cara a la revancha que se disputará el próximo 30 de agosto en Asunción.

Con su figura Carlos Tevez saltando al campo desde el banquillo en el complemento para los últimos cinco minutos, Boca redondeó una buena actuación que le permite ilusionarse con su séptima Copa Libertadores en su vigésimo sexta participación.

Libertad, en tanto, en su decimoséptima participación en este máximo torneo continental deberá aspirar a revertir este resultado como local para poder soñar con repetir sus mejores actuaciones como semifinalista en 1977 y 2006.

El partido, que se disputó con una copiosa lluvia y una temperatura baja, comenzó con Boca buscando tomar la iniciativa para llevar peligro a la portería de Rodrigo Muñoz.

Y el equipo que conduce Barros Schelotto logró convertir en su primera acción seria en el minuto seis de juego cuando luego de un rebote la pelota le quedó a Ramón Ábila de frente a la portería para convertir con un furibundo disparo.

Libertad tardó en reaccionar a ese golpe inicial, pero el equipo del entrenador interino Eduardo Villalba consiguió recuperarse y, luego de dos acciones para Boca de Pavón y Cardona, Ángel Lucena tuvo su opción en el minuto 29 con un remate frontal que se fue desviado.

Sobre el final del primer tiempo, la sociedad de Ábila y Mauro Zárate tuvo una corrida al vacío de este último que enganchó al pisar el área para sacar un disparo que se metió en la zona baja del primer poste de Muñoz.

Con esa ventaja de dos goles, Boca se fue al descanso con la tranquilizadora ventaja ante la visita paraguaya.

En el inicio del complemento Cardona conectó con Pavón pero el mundialista argentino no estuvo fino para encontrar a Ábila para la definición.

Luego Bareiro exigió a Esteban Andrada, que redondeó una buena actuación en su estreno en la exigente portería ‘xeneize’ y logró terminar su primer partido con el marcador en blanco.

Cardona tuvo dos veces el tercero en sus pies y luego Rodrigo Muñoz tuvo una buena intervención, mientras que sobre el final Liberad pudo haber descontado con un remate de Leiva que dio en el vertical.

La victoria le da a Boca cierta tranquilidad para el partido de vuelta, mientras que Libertad deberá tener una noche inspirada en Asunción para intentar revertir el resultado y eliminar a uno de los candidatos de esta edición de la Copa Libertadores.

Fuente: EFE