Los cuidados paliativos refuerzan la calidad de vida del paciente disminuyendo el dolor y el sufrimiento hasta el último día de vida. En todo el mundo solo reciben asistencia paliativa alrededor del 14% de las personas que la necesitan. Por ello, Paraguay se realizará por primera vez un congreso internacional sobre el tema en el hospital de Clínicas.


En nuestro país la especialidad de cuidados paliativos está aún muy poco desarrollada y el acceso de parte de los pacientes es muy escaso. A causa de esto, mucha gente muere con sufrimiento evitable porque no sabe que existe un equipo de profesionales que pueden brindarles una ayuda hasta el final de la vida. La asistencia paliativa está dirigida a pacientes y familiares cuando afrontan problemas inherentes a una enfermedad potencialmente mortal.

“Mucha gente en el Paraguay muere con dolor, con mucha ansiedad, con dificultad respiratoria porque no reciben los cuidados necesarios para aliviar esta molestias. Debemos entonces velar a que no muera con tanto sufrimiento a través de una atención multidisciplinaria, no solo centrada en el modelo biomédico de las drogas analgésicas, sino también en el acompañamiento psicológico, la adaptación nutricional y los medios fisioterapéuticos”, menciona el Dr. Enrique. De Mestral, uno de los referentes de bioética en el país.

Según la OMS, La falta de formación y de concienciación sobre los cuidados paliativos por parte de los profesionales de la salud es un obstáculo importante a los programas de mejoramiento del acceso a esos cuidados. Por esta razón, la Asociación Paraguaya de Medicina y Cuidados Paliativos organiza el I Congreso Internacional y el II Congreso Paraguayo de Cuidados Paliativos, dirigido a una amplia rama de profesionales: médicos, kinesiólogos, psicólogos, nutricionistas, enfermeros, trabajadores sociales, pastoral de la salud y voluntarios, a realizarse del 20 al 23 setiembre en el hospital de clínicas

La Dra. Miriam Riveros, presidenta del próximo congreso sobre cuidados paliativos, explica los desafíos de esta especialidad: “Hay un desconocimiento general de la población que no sabe que puede acceder a este servicio, y de los colegas que nos llaman cuando el paciente ya tiene poco tiempo de vida. Idealmente los cuidados paliativos deberían empezar desde el diagnóstico de una enfermedad potencialmente mortal.

La falta de una ley es otro de los desafíos de este servicio de salud ya que al no contar con un programa nacional de cuidados paliativos, los hospitales no están obligados a ofrecerlo. Dentro del congreso se abordará la experiencia de otros países más avanzados en el tema con varios invitados internacionales de Estados Unidos, Colombia,