El ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni reconoció que las necesidades en el sector son altísimas, no obstante dijo que trabajarán con mucha convicción, de modo a encarar las reformas que se necesitan para dar a la gente la salud que se merece.


“La salud pública es un desafío enorme, tenemos muchas brechas que ir cerrando, muchos frentes y  es muy complejo”  fueron las afirmaciones del ministro Mazzoleni en entrevista con Paraguay TV.

Explicó que el trabajo de la cartera sanitaria tendrá “el enfoque principal  de orientar la salud  hacia la prevención  y promover la salud, no se puede descuidar la parte asistencial pero claramente resulta más eficiente mucho más positiva, un uso mejor de los recursos que siempre son escasos, el tomar ese abordaje hacia la prevención”.

El secretario de Estado recorrió varios hospitales tanto capitalinos, del área Central como del interior del país para conocer in situ la realidad de los servicios. “La gente reclama tener cerca al médico y que no falten los medicamentos, además de que sus autoridades estén cerca”, subrayó.

En ese sentido calificó de fundamental estar cerca de la gente para poder encarar las mejoras que realmente se precisan en los centros asistenciales.

Señaló que la principal estrategia es apostar a las Unidades de Salud Familiar, “para marcar la presencia   del estado  y la puerta de entrada hacia otros beneficios, a partir de allí los equipos médicos se insertan en la comunidad, llevan los programas del Ministerio de Salud, promueven actividades saludables y previenen enfermedades”.

En cuanto a la prevención,  un aspecto a tener en cuenta  guarda relación con las vacunas, donde se debe seguir trabajando en la concienciación de modo a que se puedan incrementar los índices de vacunación, principalmente en las zonas fronterizas donde se tiene mayor vulnerabilidad, debido al brote de enfermedades en países vecinos.

Ley Anita

Recientemente, se aprobó en el Congreso la denominada “Ley Anita”,  sobre el trasplante de órganos. En ese sentido, Mazzoleni refirió que “se debe seguir concienciando sobre su importancia, es necesario que la gente hable del tema, que sienta que esta oportunidad de multiplicar vida, no implica no respetar los deseos de sus familiares”.

Agregó,  que  el trasplante es una puerta de entrada hacia una nueva calidad de vida y en muchos casos prolongar una vida.

En otro momento, hizo referencia al uso de la tecnología, destacó que la implementación de un sistema digital de salud, que consiste en tener una ficha clínica y receta electrónica, de manera a facilitar los procesos de despacho de pacientes, así como la provisión de medicamentos y el correspondiente control de stock. Con este proyecto se reduciría la espera de tiempo de espera para consultas y agendar turnos vía telefónica.

El médico responsable de la cartera sanitaria, mencionó la necesidad de descentralizar los servicios sanitarios en forma gradual. No obstante existen aspectos que no pueden ser descentralizados como la compra de medicamentos a gran escala, pero si otros servicios que pueden ser utilizados localmente, como combustibles, alimentos.

Agregó que es importante evitar el desarraigo de los pacientes, por los gastos que ocasiona, además la incertidumbre de recibir o no el servicio que viene a buscar en la Capital. “Por eso es importante la estrategia de atención primaria de la salud para evitar al máximo que la gente se deba trasladar”, añadió.

Salud  para la gente del Chaco

Mazzoleni, aseguró que se trata de “una población relegada, pujante y estoica, que a pesar de todos los obstáculos naturales, de dificultades de terreno, tiene muchas brechas en el área de salud”.

Ante esta realidad, mencionó que “tenemos una obligación moral de cerrar esas brechas, hemos tenido visita muy interesantes al Alto Paraguay y al  Chaco central donde hemos trabajado con los actores sociales, con los médicos, el  personal de blanco, con las autoridades para poder coordinar acciones que nos permitan tener un plan maestro para mejorar la salud de todo el Chaco”.

Respecto a los planes, mencionó que se pretende abordar una reforma del sistema de salud. “Hay indicadores de salud pública que duelen mucho y que tenemos la obligación de seguir mejorando, se hicieron avances importantes y debemos profundizar esos avances, evitar los gastos de bolsillo”.

Al respecto, hizo un rápido diagnostico mencionando que “la estructura del sistema de salud hace que todos nuestros esfuerzos vayan direccionados a cuerdas paralelas y que se dupliquen intenciones, servicios no eficientes, que se evite una complementariedad”.

Sostuvo que hay zonas del interior del país en donde se debe aumentar la cantidad de recursos humanos, y no infraestructura y equipamientos, en tanto que otras cuentan con infraestructura, no así profesionales, que según dijo se puede solucionar integrándolas. “Se ha hecho avances y queremos profundizarlos, por ejemplo con el IPS y con el sector privado”, añadió.

Asimismo comentó que se debe apostar a la modernización y al uso de las tecnologías, para mostrar señales de cómo esta propuesta es la más valida. “Tenemos una dificultad grande, de  las 800 USF,  el 80 por ciento están en mal estado, pero  para poder crecer un porcentaje esperando llegar al doble, debemos fortalecerlas las que están  y eventualmente cerrando la brecha”

El secretario de Estado expresó finalmente que dentro de cinco años, espera entregar un “sistema de salud en franco progreso”, con mejores servicios, donde la gente reciba respuesta a sus necesidades.

Fuente: Agencia IP