Más de 50 ministros de Medio Ambiente de África, junto a expertos y representantes de la sociedad civil de 43 países del continente, se reúnen desde hoy en la sede de las Naciones Unidas en Nairobi para debatir soluciones innovadoras que fomenten el consumo y la producción sostenibles.


Se trata de la séptima sesión especial de la Conferencia Ministerial Africana (AMCEN), que tendrá lugar en la capital keniana hasta el próximo jueves.

En la conferencia, los ministros analizarán cómo abordar los desafíos que supone para el continente la degradación ambiental, además de cómo extraer el mayor beneficio de sus abundantes recursos naturales a través de un uso sostenible.

“África debe centrarse en hacer un cambio de paradigma a través de acciones innovadoras prácticas para que podamos beneficiarnos en los máximos niveles”, señaló la directora para África de ONU Medio Ambiente, Juliette Biao Koudenoukpo, en un comunicado.

En esta séptima edición se han congregado también representantes de la Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NEPAD), del Banco Africano de Desarrollo y de otros organismos de la ONU de países como Egipto, Kenia, Eritrea, Chad o Guinea Ecuatorial.

Se espera que el continente juegue un papel crucial en las próximas décadas en materia de medio ambiente, ya que posee el 30 % de las reservas minerales del mundo, aproximadamente el 65 % del total de tierras cultivables y el 10 % de sus fuentes internas de energía renovable.

La declaración conjunta y las decisiones adoptadas en esta séptima sesión especial de la AMCEN se incluirán en la cuarta sesión de la Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente (UNEA), que se desarrollará en marzo de 2019 en su sede de Nairobi.

“África siempre debe hablar como una sola voz en las negociaciones internacionales y foros mundiales”, recordó la representante del Comisionado de la Unión Africana para la Economía Rural y la Agricultura, Josefa Sacko, en la inauguración del acto.

Fuente: EFE