Un derrumbe ocurrido en el Hotel Ritz, que se encuentra cerrado al público debido a una reforma integral de sus instalaciones, ha provocado al menos un muerto y 11 heridos de diversa consideración.


De los afectados, dos se encuentran graves y cuatro de ellos tienen un pronóstico menos grave. Todos ellos han sido trasladados al Hospital 12 de Octubre y al Gregorio Marañón. Por otro lado, cinco de los obreros han sido dados de alta en el lugar tras ser atendidos por los facultativos del Samur, mientras el fallecido, de Costa de Marfil, ha sido rescatado de los escombros sobre las ocho y cuarto de la tarde.

El jefe de Bomberos, Eugenio Amores, ha explicado que los propios trabajadores atrapados les han ayudado “bastante” porque “aunque estaban enterrados se les oía gritar” y les han dirigido hacia donde tenían que realizar el trabajo, pudiendo rescatar a dos de ellos en tiempo “récord para la cantidad de escombros que tenían encima”.

Se han derrumbado cinco forjados incluido bajo cubierta y se han acumulado en la primera planta, según el jefe de Bomberos, que ha explicado que se han encontrado “mucho escombro” y que es “demasiado tiempo para determinar las causas” que han podido originar el derrumbe. No obstante, los bomberos están acompañando a la Policía Judicial, que se encarga de la investigación de lo ocurrido.

 El accidente se produjo al caer un andamio después de desplomarse parte de un forjado de la sexta planta del edificio, que ha provocado que se derrumbasen en cadena otros cuatro forjados.Al lugar del suceso, que ha ocurrido sobre las 16:10 horas, se han desplazado tres dotaciones de bomberos del Ayuntamiento de Madrid, al menos media docena de ambulancias del Samur, además de Policía Municipal y Nacional.

“Ha sido una actuación enormemente rápida, quiero decir que se ha puesto muy rápidamente en marcha el protocolo de incidentes complejos del Área de Seguridad del Ayuntamiento”, ha relatado el edil de Seguridad, Javier Barbero. “El trabajo de nuestros profesionales ha sido impresionante; lo he visto in situ”, ha apreciado el concejal.

Uno de los obreros ha relatado la preocupación y angustia con la que vivieron sus compañeros los momentos posteriores al accidente, en el que se iban confirmado el número de heridos aunque él insistía en que “dadas sus características” habrá muchos más y posiblemente muertes.

Un empleado del restaurante Comala, situado junto al hotel Ritz, ha explicado que ha sentido como un estruendo, cuando se encontraba en la terraza, y que no les han informado qué ha ocurrido exactamente, pero que sí ha ocurrido algo dentro.

El hotel Ritz se cerró a finales de febrero de 2018 hasta finales de 2019 para someterse a una renovación por un importe de 99 millones de euros.

La primera teniente de alcalde de Madrid, Marta Higueras, que también ha acudido al lugar del siniestro junto a la portavoz municipal, Rita Maestre, ha conversado con los responsables de evacuación de los servicios de emergencia y después se ha dirigido brevemente a los empleados para ponerse a disposición de todos ellos.

Mientras los bomberos actúan dentro del edificio, los responsables de la rehabilitación se apresuraban en hacer recuento de los trabajadores que estaban fuera del inmueble para verificar así que no falta nadie.

Entretanto, la constructora SanJosé, encargada de los trabajos de rehabilitación del hotel, ha abierto una investigación para esclarecer las causas que han originado el derrumbe.

Las obras de remodelación a ejecutar por la constructora habían sido diseñadas por el arquitecto Rafael de La-Hoz junto con la colaboración de los diseñadores de interior franceses Gilles & Boissier.

Fuente: El Mundo