El presidente regional de Cataluña, Quim Torra, advirtió hoy al jefe del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, de que "no aceptará" como solución política para esta comunidad autónoma un referéndum de autogobierno que no incluya la opción de la independencia.


En una entrevista con Efe, el independentista Torra también pidió a Sánchez que concrete su propuesta de reforma para un nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña, la ley que regula sus facultades y competencias de gobierno dentro de España.

Torra aseguró que no abandonará “nunca” la “bandera del diálogo y de la mediación” para resolver la cuestión catalana, aunque recalcó que no ve “ninguna otra salida que no sea un referéndum de autodeterminación”.

“No aceptaremos menos”, precisó, de lo que consiguió Escocia, en alusión al referéndum acordado con el gobierno británico y celebrado en 2014.

Así se lo planteará a Sánchez en la segunda reunión que ambos mantendrán, según calcula Torra, “a mediados de octubre” próximo.

Sánchez, que gobierna desde primeros de junio pasado, ofreció diálogo a las autoridades independentistas catalanas, pero dentro de los límites de la Constitución española, y ya le manifestó a Torra que la autodeterminación “no cabe en España” en la primera reunión entre ambos, el 9 de julio pasado en el Palacio de La Moncloa en Madrid.

Según el gobernante catalán, lo más importante de la próxima reunión con Sánchez es saber cuál es su propuesta, incluido un referéndum sobre el autogobierno de Cataluña.

“Espero que en octubre pongamos las cartas claras sobre la mesa y sepamos exactamente cuál es la propuesta política de Sánchez”, insistió Torra.

Una “posible solución”, explicó, sería “un referéndum pactado, vinculante e internacionalmente reconocido”.

Pero si la propuesta de Sánchez consiste en una votación exclusivamente sobre un nuevo Estatuto de Autonomía, Torra subrayó que no sería una propuesta “válida”.

“Yo no aceptaría un referéndum de autogobierno”, afirmó Torra, convencido de que plantear a estas alturas un referéndum sobre un Estatuto de Autonomía no es la cuestión porque “la sociedad catalana no está aquí”, en el sentido de que los ciudadanos de esa región quieren, en su opinión, otra solución.

Las autoridades catalanas celebraron el 1 de octubre de 2017 un referéndum ilegal de “autodeterminación”, que los independentistas, sin embargo, siguen considerando válido y punto de partida de cualquier negociación con el Ejecutivo español.

Y el 27 de octubre del mismo año, el Parlamento catalán aprobó una declaración a favor de la independencia unilateral de Cataluña, que fue declarada inconstitucional.

Entonces, el anterior Ejecutivo español, del conservador Mariano Rajoy, asumió las competencias de gobierno de Cataluña y convocó nuevas elecciones regionales, en las que las fuerzas independentistas volvieron a sumar mayoría de diputados, aunque no de votos.

A juicio de Torra, cualquier reforma constitucional que plantee Sánchez sobre otros asuntos no es lo más “relevante” en estos momentos, ya que lo esencial, a su juicio, es tratar “cómo se respeta el derecho a la autodeterminación”.

Según Torra, “ilustres catedráticos de Derecho Público y Constitucional del Estado español defienden que, con la actual Constitución, es posible celebrar un referéndum” y que todo “es un tema de voluntad política”, aunque sí “se puede acabar de explicitar este respeto” en una eventual reforma constitucional.

Y “es importante entender que los catalanes necesitan saber si desde España va a llegar algún día un mensaje distinto” o si la respuesta siempre será un “no al derecho a la autodeterminación”.

Después de remarcar que “siempre” estará dispuesto a dialogar, dejó claro que en última instancia obedecerá “lealmente las decisiones” que tome el Parlamento regional de Cataluña si no puede haber referéndum.

Fuente: EFE