En una noche donde se lucieron los porteros Martín Campaña y Franco Armani, Independiente y River Plate igualaron sin goles en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores.


En este cruce que definirá un semifinalista argentino de la máxima competencia sudamericana de clubes, ninguno pudo sacar una ventaja de cara al encuentro de vuelta, que se disputará el 2 de octubre.

En una partida que se disputó intensa en la primera etapa y más táctica en el complemento, ninguno logró abrir el marcador producto a las grandes actuaciones de ambos arqueros.

River comenzó mejor el partido con Gonzalo Martínez como eje del fútbol en busca de la conexión con Juan Fernando Quintero para abastecer a los delanteros Lucas Pratto y Rafael Santos Borré.

Campaña tuvo dos intervenciones importantes en este primer tiempo que le dieron tranquilidad al local para pasar estos primeros sofocones.

Con el correr de los minutos, el equipo conducido por Ariel Holan se fue acomodando en el campo y Maximiliano Meza pudo encontrar circuitos de juego con Pablo Hernández y Silvio Romero, aunque Emanuel Gigliotti quedó inconexo.

En el complemento Independiente tuvo dos opciones producto de dos resbalones de Casco y Palacios pero que fueron salvados por Franco Armani, un portero que sigue coleccionando actuaciones sensacionales en la valla ‘millonaria’.

Sobre el final, en la última pelota del juego Santos Borré tuvo una pelota para definir pero su disparo dio en la parte exterior de la red y sentenció el empate sin goles.

De esta manera, al igual que había sucedido en los octavos de final con Racing, River llega a la definición en el estadio Monumental con un empate sin goles como visitante en Avellaneda, esta vez ante Independiente.

Fuente: EFE