El Vaticano ha suspendido temporalmente al obispo católico Franco Mullackal, quien había pedido un cese de funciones porque está siendo investigado por la presunta violación de una monja, informó a Efe una fuente oficial.


El presidente de la Conferencia Episcopal de la India (CBCI), el cardenal Oswald Gracias, confirmó la autenticidad de una misiva de la Nunciatura Apostólica publicada hoy por la prensa india anunciando la suspensión.

“Tras haber considerado todas las circunstancias, el Santo Padre ha aceptado la petición del obispo Mullackal”, rezaba la misiva.

Mullackal había enviado una petición al papa para ser “destituido temporalmente de sus responsabilidades” en una diócesis del estado noroccidental de Punjab, según la carta.

El pasado 14 de agosto, Mullackal ya fue interrogado por un equipo especial de la Policía de Kerala después de que el 27 de junio una monja presentó una denuncia acusándolo de haberla violado en repetidas ocasiones entre 2014 y 2016 en ese estado del sur indio.

El estado, de mayoría hindú, tiene un 18 % de habitantes cristianos.

El obispo, que se declara inocente, delegó el jueves pasado la administración de su actual diócesis, en Jalandhar, a otro religioso de la parroquia.

“Se ha informado de que seguramente seré llamado a Kerala por el encargado de la investigación para declarar de nuevo (…) En mi ausencia, Mathew Kokkandam administrará la diócesis de la forma habitual mientras yo esté fuera”, dijo Mullackal en una circular.

El caso ha provocado manifestaciones de activistas locales y grupos reformistas, así como una protesta de varios curas y monjas en la ciudad keralí de Kochi para pedir la detención del obispo. EFE