Los reglamentos de protección ambiental en Perú deben tener cambios normativos que permitan reducir el impacto de los proyectos de infraestructura sobre los bosques del país, afirmaron expertos que participaron en un seminario a cargo de la organización Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR).


Felicienne Soton is part of a women's group that produces gari (cassawa flour). She and her group in Adjegounle village have greatly benefited from Benin's national CDD project. (Photo: Arne Hoel).

El organismo informó hoy a Efe que durante el seminario “Infraestructura, Deforestación y Desarrollo bajo en emisiones en el Perú”, celebrado este viernes en Lima, se señaló que el sector Uso y Cambio de Uso del Suelo y Silvicultura (USCUSS) es el responsable de las mayores emisiones del país.

El 92 % de estas emisiones es explicado por la deforestación, seguido por los sectores de transportes y agricultura, según datos citados del Ministerio del Ambiente (Minam) y basados en el último Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero, que reporta emisiones de 171 millones de toneladas de CO2 a 2014.

Al respecto, la especialista en cambio climático de la organización Derecho Ambiente y Recursos (DAR) Rocío Vásquez señaló que se debe brindar “una real importancia al papel de la infraestructura como catalizador de la deforestación ya que, en su mayoría, se concentra a lo largo de los accesos a carreteras”.

Aseguró que un estudio del Servicio Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) reveló que, a 2015, un 62 % de la deforestación se explicó por la apertura de vías.

Los primeros hallazgos de un último estudio que está desarrollando DAR sobre este tema también resaltan el “potencial impacto” de la infraestructura vial proyectada para la región amazónica de Loreto, que en un 90 % estará bajo la administración de las autoridades regionales y de distritos.

“Aquí uno de los problemas es la sobreposición de usos y derechos otorgados de la tierra pudiendo afectar reservas territoriales y sitios sensibles para la conservación de la biodiversidad”, comentó Vásquez.

Agregó que para la implementación efectiva de la Ley del Cambio Climático se requerirá modificaciones en los procesos de certificación ambiental “donde hay no solo muchos procesos sino diversos actores que intervienen”.

El investigador de la universidad estadounidense de Iowa y experto en cambio climático y deforestación Timothy Killeen señaló, por su parte, que los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) deben realizarse antes de la ejecución del proyecto de infraestructura, ya que actualmente se hacen cuando la obra está iniciada.

“El proyecto de inversión comienza cuando está la infraestructura, pero existen otros instrumentos que evitarían proyectos mal planificados pero hasta la fecha no son efectivos. Hay que aumentar la capacidad de buscar otras opciones”, comentó.

La embajadora del Reino Unido en Perú, Kate Harrison, sostuvo, a su turno, que Perú debe apostar por una infraestructura sostenible con el objetivo de prevenir impactos en el medio ambiente y establecer medidas de mitigación y adaptación al cambio climático.

“Perú y Reino Unido tienen metas en común respecto a la mitigación del cambio climático, por eso se acordó seguir trabajando juntos con el Ministerio del Ambiente para enfrentar los retos globales por la biodiversidad y el medio ambiente”, comentó.

La diplomática, cuya embajada apoyó la realización del seminario, agregó que existe el Programa de Infraestructura Sostenible financiado por el Reino Unido y administrado por el Banco Interamericano de Desarrollo, en países de Latinoamérica como Perú, y diseñado para movilizar inversiones privadas y públicas hacia proyectos sostenibles.

Fuente: EFE