Iniciando la semana con los lunes de cine, el 24 de septiembre a las 19:00 h. en el Auditorio Ruy Díaz de Guzmán se realizará la exposición fotográfica y cortometraje documental “Conocer a Sofía” de las Directoras Mónica Ismael y Dea Pompa.


La muestra de fotografías y documental tratan sobre Sofía Franco, una indígena mbya, supuso conocer a una adolescente que no se reconoce con su entorno ni con su cultura. De padre Ava y madre Mbya, vive en una zona denominada Mbya apytere (algo así como los verdaderos mbya). Con 15 años, Sofía también quería celebrar sus ‘15’. Es una tradición occidental, de celebrar con una gran fiesta, el cumpleaños número 15 de la jovencita, algo poco usual para una comunidad indígena, pero ella quería sus fotos, la torta, el vestido.

Llegar a la comunidad Che Iro Ara Poty de Campo 9, en Caaguazú fue percatarse de una problemática social mayor, a la cual están enfrentadas la mayoría de comunidades subalternas en Paraguay: la economía extractivista imperante de grandes extensiones de monocultivo de soja transgénica, el uso de paquetes tecnológicos de grandes laboratorios y compañías que utilizan fuertes agrotóxicos y venenos para controlar el crecimiento de los cultivos. Como propone Karbusicky, que el arte no es solo el reflejo de la realidad sino que reacciona ante ella, la serie de fotografías presentadas son un reflejo y una reacción ante la realidad que viven Sofía y su familia en su comunidad.

El cartel “Hacé de tu soja una obra de arte” encontrado en la ruta, supone más que una declaración de principios, el leitmotiv de la serie. Si las grandes marcas y laboratorios sugieren que el uso de agrotóxicos puede hacer que la soja transgénica que sale de la tierra sea una obra de arte; Sofía y su familia llevan viviendo en esas tierras toda su vida, sus antepasados salieron también de la misma tierra y rodeados de un mar de soja viven actualmente, cuando allí mismo estaban, años, décadas atrás, rodeados de bosque atlántico, considerado uno de los grandes pulmones de nuestro continente y hoy es tan solo soja y más soja y la certeza de la desertificación que devendrá del uso de esos paquetes tan dañinos no solo para la tierra, sino para los humanos que conviven con esos productos.

Todos los integrantes de la familia de Sofía sufren problemas respiratorios. Hace unos meses le cortaron el suministro de agua. Se ven en la necesidad de bañarse y utilizar el agua de los arroyos y vertientes cercanos a su casa, a sabiendas – o no – de que están completamente contaminadas esas aguas actualmente.

Observando el entorno de Sofía vemos cómo ella celebró su fiesta, donde la mayor partícipe fue ella, ya que su familia miraba de lejos la celebración, sin involucrarse casi y sin disfrutar, ni tan siquiera ejecutar ninguna de las acciones esperadas en el contexto de un cumpleaños de 15. Es cuando podemos entender que la fiesta era solo para Sofía, donde sólo ella podría disfrutar de la celebración, de ese ritual tan extrañamente extranjero al resto de su familia y de su cultura y tan genuinamente abrazado por ella.

Parte de la serie fotográfica fue finalista en los Premios Bayard 2018, realizadas por Juan Florenciañez y el cortometraje documental fue seleccionado para el 27º Festival de Cine de Madrid – FCM-PNR: sección “Nuevos Realizadores Internacionales” de las directoras Mónica Ismael y Dea Pompa, que actualmente compite en España por el premio del público.

Manzana Abierta es un ciclo de cine, música y teatro que lleva a cabo la Dirección General de Cultura y Turismo de la Municipalidad de Asunción los días lunes, martes y miércoles respectivamente de abril a noviembre, para el disfrute de toda la ciudadanía reuniendo a la historia y el arte en un mismo lugar.