La implementación de una verdadera reforma penitenciaria cuyo objetivo principal es la reinserción social de las personas privadas de libertad y mejorar sus condiciones de vida, la alimentación y la infraestructura de los penales es el objetivo del proyecto de Presupuesto General de la Nación del Ministerio de Justicia para el ejercicio fiscal 2019.


“Buscamos brindar las condiciones adecuadas para el tratamiento de las personas privadas de libertad”, señaló el Ministro de Justica, Julio Javier Ríos durante la presentación ante la Comisión Bicameral del Congreso.

Explicó que la evolución de la población penitenciaria año tras año desde el 2010 ha venido creciendo exponencialmente desde el 2010 que estaban en el sistema 6.500 personas privadas de su libertad y actualmente hay 14.970.

Anunció mejoras en la Penitenciaría Nacional ubicada en Tacumbú, construcción de un nuevo pabellón y aulas. Además se proyecta la construcción de nuevos establecimientos penitenciarios para Emboscada, Ciudad del Este, Canindeyú y Paraguarí, además de un centro penitenciario Modelo para mujeres en la ciudad de Itauguá.

El Secretario de Estado manifestó además que se ha realizado una alianza estratégica con varias instituciones para ejecutar un censo penitenciario que permitirá la informatización de la información del sistema.