Una cría de elefante que fue salvada de un cepo en mayo murió hoy a causa de un fallo renal y hepático después de que sus cuidadores no consiguieran mejorar su estado de salud en la provincia de Aceh, en la isla indonesia de Sumatra.