El proyecto de reconstrucción de la Ruta N° 9 “Carlos Antonio López”, más conocida como la Transchaco, así como tramo 1 de la Ruta “Corredor Bioceánico”, contarán con los denominados “pasafaunas”, que son espacios construidos para que los animales silvestres puedan cruzar la ruta sin exponerse a ser atropellados por el tráfico vehicular, informó Jorge Vergara, de la Dirección de Proyectos Estratégicos (DIPE), del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).


Gracias a estas obras se evitará que algunas especies de animales en peligro de extinción como el Jaguarete´i, el oso hormiguero o el aguará guazú, ya no mueran atropellados al intentar cruzar la ruta.

Con las “pasafuanas” se evitará cortar la comunicación entre un ecosistema a otro, lo que beneficiará a los animales que se mueven de un territorio a otro.

De esta manera se incluirá en estas obras un componente necesario para una región caracterizada por su rica fauna silvestre.

pasafaunas-1-105259

Hay que mencionar que cada año, cientos de animales silvestres son atropellados en las rutas del interior del país. Los carteles de señalización no son suficientes para evitar la alta tasa de mortandad.

Con respecto a la obra en la Transchaco, se trata de la reconstrucción de 558 kilómetros en total, de las cuales, 475 kilómetros son de la Ruta 9; otros 61 kilómetros son de accesos a comunidades y unos 22 kilómetros corresponden a Filadelfia-Loma Plata.

Por su parte, el Corredor Bioceánico, en el tramo 1, incluye la construcción de 277 kilómetros en el tramo Loma Plata-Carmelo Peralta, en Alto Paraguay.